Blogia
club atletico independiente rey de copas

El Rojo no pudo con Instituto ( sintesis)

Viernes 12 de Noviembre de 2004
INDEPENDIENTE 1 - INSTITUTO CBA 1

Independiente fue un poco más que Instituto pero no pudo ganarle. Daniel Jiménez abrió al marcador para los cordobeses, mientras que el Turu Flores puso el 1 a 1 definitivo.

El ida y vuelta se planteó desde el inicio. Instituto y el Rojo cambiaban ataque por ataque y conseguían, aunque sin mucho peligro, llegar al arco de enfrente con cierta facilidad.

Ya a los 2 minutos, lo tuvo Independiente con Cristian Zurita, quien tras un centro de Federico Insúa, cabeceó a lado del palo del arco defendido por Mauricio Caranta. Y pasaron sólo segundos para que el Pocho tirara un centro calcado al anterior, pero esta vez fue Jairo Castillo quien, de cabeza, casi abre el marcador.

Hasta ahí, Instituto no había inquietado mucho a Navarro Montoya, pero a los 8, a Gastón Caprari le quedó picando una pelota dentro del área chica, pero el delantero la tiró por arriba del travesaño.

El partido siguió jugándose con el mismo vértigo que los protagonistas impusieron en el arranque, y la igualdad era justa, porque si bien los locales tenían más la pelota, no habían hecho méritos suficientes como para ponerse en ventaja. Una ventaja que sí consiguió Instituto. A los 41, Renato Rigió tiró un taco cerca de su área, Adrián Peralta adivinó la intención del volante del Rojo, robó la pelota y tiró un centro rasante que Daniel Jiménez empujó a la red. Uno a cero y a los vestuarios. La visita se encontraba con una ventaja que hasta ese momento no había justificado en el juego.

En el complemento, el Rojo salió decidido a empatar. El Turu Flores entró por Tomás Charles e Independiente atacaba con Castillo, Losada, Insúa y el ex delantero de Velez. Sin una estrategia definida, sólo atacando, atacando y atacando, los dirigidos por Daniel Bertoni, empujados por la gente, acorralaron a los cordobeses contra su arco.

Y de tanto que fue, encontró. A los 13 minutos, Jairo Castillo le bajó de cabeza un centro llovido al Turu Flores, quien a pesar de pegarle un poco mordida a la pelota, logró poner el empate.

A partir de ahí, parecía que a Instituto se le venía todo abajo. Independiente, con más ganas que ideas, seguía buscando el arco de Caranta, aunque los cordobeses se cerraron bien y explotaban de contra la velocidad de un Peralta que enloquecía a toda le defensa del Rojo.

Los locales lo tuvieron varias veces en los pies de Insúa, Castillo y Flores, pero ninguna fue tan clara como la que tuvo Martín Fabro sobre la hora. Insúa lo dejó solo frente al arco, ni siquiera estaba Caranta, sólo había que empujarla, pero el volante estampó la pelota contra el travesaño. Tal vez el Rojo merecía más que el empate, pero los partidos se gana con goles, y fue justamente eso lo que le faltó.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres